unaempresadel2

 

    Cuidado facial       

Lifting Facial Cara y Cuello




La Cirugía Plástica Facial o El Rejuvenecimiento facial en cara y cuello es un procedimiento quirúrgico para reducir los signos visibles del envejecimiento en el rostro que se logra estirando la piel y los tejidos más profundos.


El rostro es una de las partes del cuerpo en las que los signos del envejecimiento son más visibles. Esto es debido a que el cutis es una membrana epidérmica muy delicada, que está expuesta a las agresiones medioambientales (sol, frío, viento, etc.) Además, la gesticulación y la edad van marcando las líneas de expresión hasta convertirlas en pronunciadas arrugas.


El lifting facial, también llamado ritidectomía, consiste en elevar y tensar la piel para reducir las arrugas, actuando sobre la dermis del cuello, barbilla, mejillas, contorno de ojos y sobre el tejido muscular, para obtener un resultado más duradero. Se consigue con ello que el paciente muestre un aspecto mucho más joven y un rostro terso y libre de arrugas.

 

 

¿Quiénes son buenos candidatos para un estiramiento facial?




Personas que tienen líneas y arrugas profundas en el rostro y en el cuello.

Personas que tienen la piel floja en las mejillas y en la línea del maxilar.

Personas que tienen pliegues profundos en las líneas entre la nariz y la boca.

Personas que se encuentran en buen estado de salud física y emocional.

Personas con expectativas realistas.

    cuidado del rostro 

 

¿Cómo es la intervención

?

 

Normalmente esta operación suele durar entre dos y tres horas, se realiza bajo anestesia general y precisa una estancia en la clínica entre 24-48 horas, aproximadamente. Las incisiones necesarias para llevar a cabo esta intervención se realizan por dentro de la línea del pelo, rodean el lóbulo de la oreja y ascienden por detrás de ésta hacia el cuero cabelludo. De este modo, las posibles cicatrices serán imperceptibles ya que quedarán "escondidas" en el cabello y en los pliegues de las orejas.El lifting puede combinarse con otras cirugías como la blefaroplastia (eliminación de bolsas en los ojos) o rinoplastia (corrección de nariz), dependiendo de las características propias del paciente y el problema a solucionar. A su vez, puede hacerse en la totalidad de la cara, el llamado lifting facial completo, o sólo en determinadas zonas del rostro, minilifting, tratando sobre todo frente y cuello.

 

 

Evolución Posterior

 

En el postoperatorio del lifting el paciente puede sufrir ciertas molestias provocadas sobre todo por la sensación de hinchazón y la falta de movilidad facial. No obstante el posible dolor es habitualmente moderado y desaparece progresivamente. En unos días se retiran los vendajes y en dos semanas el paciente puede reincorporarse a su actividad diaria con normalidad, evitando la exposición prolongada al sol durante varios meses.El resultado del refrescamiento facial devuelve a la piel un aspecto joven, logrando un rejuvenecimiento notable del rostro.