unaempresadel2

Cirugía Plástica Corporal de Mama o Mamoplastia

 

 

 

 

 

Aumento del tamaño de senos / Mamoplastia de Aumento

 

 

La cirugía Plástica corporal de mama o mamoplastia para el aumento del tamaño de los senos es un procedimiento de cirugía estética que se utiliza para aumentar el tamaño y realzar la forma de los senos. Con esta cirugía conseguimos aumentar el tamaño de los senos una o varias tallas introduciendo unas prótesis mamarias. 

 

 

¿Quiénes son buenas candidatas para la cirugía de aumento del tamaño de los senos?



Mujeres acomplejadas por el tamaño de sus senos

Mujeres con senos excesivamente pequeños

Mujeres cuya pérdida excesiva de peso o embarazo han cambiado el tamaño y la forma de sus senos. Aunque no existe riesgo de que el aumento altere futuros embarazos, sí debe saber que las mamas pueden volver a descolgarse algo tras un nuevo embarazo

Mujeres que tienen dificultad para encontrar ropa adecuada

Mujeres que tienen una asimetría significativa en sus senos


Si estás analizando la posibilidad de una cirugía para aumentar el tamaño de sus senos, debes estar completamente desarrollada, física y emocionalmente sana y tener expectativas realistas con respecto a la cirugía.

    Mamoplastia Christina

 

¿Cómo es la intervención?

 

La mamoplastia de aumento es una cirugía sencilla, que consiste en la realización de una pequeña incisión por la que se introducirá la prótesis. Para insertar y posicionar las prótesis podemos emplear tres tipos de incisiones: la periareolar, que se hace alrededor de la areola, en el surco bajo el pecho; o la axilar, a nivel de la axila. En todos los casos, la incisión es muy pequeña por lo que la cicatriz posterior, resulta casi invisible.

 

 

A través de esta abertura, el cirujano crea una cavidad donde irá alojada la prótesis, directamente debajo del tejido mamario o debajo del músculo pectoral. Se coloca un vendaje que se retirará a los pocos días. La prótesis que se utiliza en casi todos los casos es la de membrana de silicona rugosa rellena de gel, que ha conseguido que disminuyese drásticamente la llamada retracción capsular (el pecho se notaba duro, esférico y a veces molesto) a porcentajes inferiores al 2 %. Otras posibles complicaciones locales, como hematomas, infección, intolerancia a las suturas, etc., requerirán el tratamiento adecuado, pero tienen una incidencia extremadamente baja.

 

 

La mamoplastia de aumento se realiza habitualmente con anestesia general, y en algunos casos con anestesia local con sedación según criterio médico. La intervención dura entre 1 y 2 horas y el resultado es visible de inmediato. La paciente puede regresar a su casa el mismo día o permanecer en la clínica un día siendo examinada posteriormente por su cirujano.

 

 

 

 

Evolución Posterior

 

Los apósitos se retiran en pocos días, tras lo cual la paciente llevará un sujetador especial. Los puntos se quitan a partir de la primera semana, y las posibles molestias se controlan adecuadamente con la medicación prescrita por el cirujano plástico.

 

 

Generalmente las dos primeras semanas la zona intervenida puede presentar una ligera hinchazón, que disminuye a la tercera semana. Es normal sentir alguna molestia al mover los brazos, pero desaparecerá paulatinamente. La paciente podrá volver al trabajo en pocos días, pero debe evitar levantar objetos por encima de la cabeza o hacer movimientos bruscos durante 2 o 3 primeras semanas. Los controles mamográficos apropiados para cada mujer según su edad pueden seguir realizándose, aunque se debe advertir la existencia de la prótesis. La operación no limitará su capacidad para dar de mamar si se queda embarazada.

 

 

 

 

 

Mamoplastia de Reafirmación

 

 

La ptosis puede definirse como la suspensión de una estructura a un nivel por debajo del óptimo para su aspecto normal o su función normal. En la mama la ptosis se manifiesta como un exceso de piel que permite a la glándula mamaria contenida adoptar una forma más baja y alterada, el problema es fundamentalmente estético porque la función no se perturba. Cuando son excesivos al mismo tiempo el volumen de la mama y el revestimiento cutáneo asociado, la corrección adecuada es la mamoplastia de reducción.

 

 

Mamoplastia             

¿Quiénes son buenas candidatas para esta cirugía?

 

 

La mayor parte de las veces son pacientes que han tenido dos o tres hijos, y tienen entre 30 y 40 años de edad, sin embargo algunas pueden ser más jóvenes e incluso no haberse embarazado, algunas otras bajaron de peso y posteriormente presentaron caída de los senos. La mastopexia dérmica se puede realizar a cualquier edad y como es natural se debe de evitar durante el embarazo o poco después del parto, esta cirugía no altera la función de la mama y permite la lactancia si así se requiere.

 

La cirugía

 

Cuando el volumen de la mama es inferior al óptimo y existe cierta flacidez de la piel, la corrección quirúrgica apropiada es la colocación de un implante o mamoplastia de aumento. Cuando el volumen de la mama es adecuado pero está desplazado por la envoltura cutánea excesiva, la operación adecuada debe de comprender la extirpación del exceso de piel, el levantamiento del complejo areola pezón, el ajuste de piel en la porción inferior de la mama y el restablecimiento de la forma y de la posición del tejido mamario y del contenido dentro de un revestimiento remodelado, en los casos leves la corrección se puede lograr ajustando la piel alrededor de la areola ( técnica periareolar ) pero en los casos moderados y severos el ajuste de la piel siempre dejará una cicatriz residual en forma de T invertida que aunque siempre tratamos de que sea lo más corta posible, ( figura ) y aunque tiende a desaparecer con el paso del tiempo la paciente debe de estar informada de su existencia. La mayor parte de las veces la anestesia es general, aunque puede ser realizada con anestesia local y sedación intravenosa.

 

 

 

Cuidados postoperatorios

 

La recuperación suele ser rápida, permaneciendo en la clínica durante 2 o 3 horas para pasar la noche en su domicilio, se indican analgésicos y antiinflamatorios en la fase inicial y se indica reposo en casa durante una semana, a los 8 días se retiran los puntos y la paciente puede reincorporarse a sus actividades, los ejercicios del tórax se deben de evitar durante 8 semanas, utilizando una prenda de licra especial durante el mismo tiempo.