unaempresadel2

Medicina Interna

 
Medicina Interna

La Medicina Interna es la especialidad médica que se encarga de la atención de los problemas de salud de los adolescentes, los adultos y los mayores. Esta atención médica se caracteriza por fundamentalmente por ser integral, lo que quiere decir que los especialistas en Medicina Interna, o internistas, examinan, valoran y consideran a los pacientes "como un todo", incluyendo no sólo todos los órganos y sistema del organismo, si no también los aspectos emocionales de la persona, su entorno personal y otros aspectos sociales y culturales.


Otra característica fundamental del internista es la de prestar asistencia de manera continuada, es decir acompañando al paciente a lo largo del recorrido de la enfermedad (a veces muchos años en los procesos crónicos).



El internista atiende pacientes ingresados y en consultas. Los problemas de salud que trata habitualmente son las enfermedades y los trastornos derivados de los órganos internos, es decir, respiratorias, cardiológicas, infecciosas, reumáticas, endocrino-metabólicas, neurológicas, hematológicas, etc. También se encarga de la prevención de las enfermedades o de sus complicaciones. Su amplio campo de acción lo convierte en un especialista muy valorado, ya que asume gran cantidad de procesos, procesos que en ocasiones aparecen asociados, y con un nivel científico de primer orden.

 

 

 

 

La Evaluación Médica Pre Operatoria

 

La evaluación médica pre-operatoria, también llamada evaluación cardiovascular pre-operatoria, en la que se examina integralmente al paciente y no sólo el área cardiovascular, es frecuentemente solicitada para estudiar los pacientes, prepararlos para la cirugía y asistirlos en su manejo peri-operatorio, con el objetivo de reducir los riesgos inherentes al procedimiento o a otras condiciones que pueda presentar el paciente e incrementar la probabilidad de un resultado exitoso.

medico general

 

 

En la evaluación preoperatoria se toman en cuenta, además del interrogatorio de antecedentes personales, familiares, alergias y del examen clínico integral, la revisión del perfil pre-operatorio, del electrocardiograma y de la radiografía de tórax, con lo que se descarta que el paciente vaya a un acto quirúrgico en condiciones riesgosas, entre las cuales destacan problemas tales como: hipertensión arterial no controlada, anemia, diabetes descompensada, arritmias y otras cardiopatías, neuropatías, nefropatías y trastornos de la coagulación sanguínea, entre las más importantes que incrementan el riesgo de la cirugía y en el caso de hallarse alguno o varios de estos problemas, se le indica tratamiento al paciente, de manera que enfrente el acto quirúrgico en las mejores condiciones posibles y se minimicen los riesgos dependientes del paciente.

 

 

Luego de haber realizado un examen minucioso de la condición del paciente, tomando en consideración los factores descritos anteriormente, incluido un electrocardiograma que se efectúa durante la evaluación, se expide un informe detallado en el que además se hacen recomendaciones importantes para el manejo peri-operatorio del paciente, tanto para el cirujano como para el equipo de anestesiólogos.

 

 

Por lo antes expuesto se recomienda que los exámenes de laboratorio se realicen en nuestra Clínica al menos una semana antes de la intervención, y preferiblemente del mismo día o de la semana antes de la evaluación.